¿Cuando sabré que estoy lista/o para emprender?

Mucho me han preguntado sobre cómo sabrán si ya puede emprender o si tienen que esperar más, iniciaré diciendo que:

Emprender es una decisión“.

Claro esta, una decisión analizada y planificada, no con el corazón.

¿Que es Emprender?

Este es un término de conocimiento y uso cotidiano reciente, sabíamos decir “soy independiente” “me arriesgue a un proyecto personal” “Me Jondié” típico dominicano 😂😂😂

Se trata de tomar la decisión de brindar un servicio u ofrecer un producto que satisfaga la necesidad de aquellos que te ayudarán a crecer como Compañía o Marca Personal.

Ser emprendedor no es una moda, es una responsabilidad.

Responsabilidad de bendecir vidas, exponiendo tus conocimientos, habilidades y aún aquello que has recibido por gracia pero que aún ello debe ser procesado y ordenado para brindar un buen servicio.

No emprendes para hacerte rico, ni famoso y mucho menos para poder vacacionar cuantas veces quieras, NO ES ASÍ, a veces es todo lo contrario.

Si emprender es un servicio tu mentalidad será diferente al momento de preparar tu proyecto, pues a pesar de que te vas a lucrar la mayor satisfacción será serle útil a alguien mas.

Dicho esto te cuento lo aprendido, vivido y evidenciado.

TENDRÁS HAMBRE POR HACER ALGO DIFERENTE

No necesariamente será algo nuevo, ni cambiar lo qué haces, es una convicción de que lo que portas lo puedes compartir y el anhelo de ver a otros crecer o desarrollarse por medio de lo que portas.

LLAMARÁ TU ATENCIÓN INVOLUCRARTE CON NUEVAS PERSONAS

Sobretodo cuando acudas a conferencias presenciales o virtuales, o veas personas con marcas personales que cautiven tu atención por su desarrollo, comparando lo que tienes con lo que ellos ofrecen y sanamente mirarte en ese espejo mientras dices “eso quiero hacer yo” “cuando yo esté así” “cuando yo también pueda lograrlo”

QUERRÁS COMPARTIR TODO LO QUE SABES

Muchos se cohiben cuando enseñan por temor de darlo todo y que los demás aprendan tanto de manera que no sea ya útil, sin embargo cuando estás siendo preparado para emprender querrás hablarle a todos de lo qué haces, lo que tienes, lo que sabes y lo que quieres lograr, (siempre con cuidado, no todos te escuchan para honrarte ni para desearte el bien) cuando no tienes miedo de darte a un proyecto que se puede convertir en tu hijo y qué pasa a ser tu prioridad sin dejar a un lado a Dios.

Muchos esperan estar completamente capacitados, con recursos y equipamiento Perfecto para poder lanzarse, creyendo que es el mejor momento, pero lamento decirte que no es así.

No necesitas una agencia con 5 empleados y local full equipado cuando puedes iniciar en una habitación de tu casa o un lado de la sala, una laptop, un smartphone y pasión por crecer.

Que haces tú con 5 empleados cuando no necesitas más que tú en el momento, porque dicho sea de paso no tienes ni para tu propio sueldo (si, este tema también lo trataremos)

Ten metas, traza un plan de trabajo para lograr lo que deseas pero NO ABUSES, no te exijas más de lo que puedes en el momento, ni retrases tu mejor momento para iniciar solo por querer hacerlo extremadamente Perfecto.

Cuando imparto asesoría sobre este tema siempre les digo, NO TE AUTO LACERES, puedes lograr todo lo que te propongas, todo lo que sueñes, pero un paso a la vez.

Termino diciendo: El emprendimiento no nace por una necesidad, la necesidad nace al emprender.

Con Amor,

Keren Jeréz de Almonte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba