fbpx

Despide con Amor

¡NO! no todos los que están a tu lado se quedarán para siempre.

¡NO! que ya no estén tampoco los hace ser malas personas.

¡NO! despedir a quienes caminan una visión distinta no se trata de ignorarlos, olvidarlos o hacer que nunca existieron.

Todo lo anterior puede manifestarlo una persona que no ha sanado, pero quien sana, aprende a despedir con amor.
Despedir es decir adiós y antes de continuar quiero preguntarte,

¿Necesitas despedirte de alguien?

Esa persona a la que le huyes encontrarla de frente, ya sea porque estés molesta o porque te lastima cada vez que se relacionan, para es persona está dedicado este blog, para que puedas iniciar tu proceso de sanar, porque sanar con deudas viejas produce arrastre de los resultados hasta el final.

Te cuento que no siempre estarás de acuerdo con todos y no quiere decir que ninguna de las partes esté mal, sino que los puntos de vistas son diferentes, sin embargo estos malos entendidos producen riñas emocionales, de ahí pasan a enemistades cercanas, hasta que cada cosa que hace la otra persona, te hace ruido no lo deseas cerca, ¿Te ha pasado algo así? De ser así continúa leyendo 👇.

El problema no es la situación del momento, es con lo que arrastras antes de que sucediera, como te sentías y de que forma enfrentaste lo nuevo, pero no nos podemos quedar ahí, ¿Que pasa después? Te enumero algunas cosas importantes.

  1. Reconoce el valor de la persona que te ha hecho mal. Nadie es malo en todo y no todo lo que ha hecho esa persona es para herirte, por lo que si la quieres despedir de tu vida, necesitas reconocer su valor, señalar las grandes bondades y acciones, eso en lo que te benefició, en lo que en buen dominicano podemos decir “eso en lo que no te pu’e queja'” ¡SI! eso, porque te puedo asegurar que lo bueno es más, aunque el dolor de lo no tan bueno es mayor.

  2. Identifica tu estado emocional cuando las cosas no salieron como esperabas. No puedes ignorar que si hubieras estado feliz, más tranquila o menos estresada, lo que haya pasado pudo tener menor incidencia hasta el punto de que podías hasta no molestarte por eso, porque cada reacción que presentamos no es por lo que en el momento experimentamos, sino por lo que ya tenemos como depósito y no hemos sanado previamente.

Ahora si, enfócate en despedir.
No deberías terminar, romper o distanciarte de la relaciones sin antes conocer las causas, sí, las, porque es momento de las preguntas, no te creas que las dejaré en esta ocasión:

  • ¿Por qué entraste a esa relación que terminó mal? 

  • ¿Qué te llevó a aceptar ese empleo?

  • ¿Por qué contrataste a ese empleado?

  • ¿Cuáles razones evaluaste antes de dar el si y que ahora te percatas de que no funcionaría?

En fin, son muchas preguntas las que surgen, depende del momento en que se dieron las cosas y el resultado que causa en ti, lo que si está claro es que no deberías despedirte de nadie sin antes estar consciente de los porque’s, sin darte cuenta pudieras estar despidiéndote de ti misma.

¿Te has despedido emocionalmente de alguna persona, lugar o cosa? te leo en los comentarios, me gustia conocer tu experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Gracias por Suscribirte

¡Ya casi terminas! Por favor, dirígete a tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción.