fbpx

Más allá de lo que se ve

Mucha gente se viste bonito, se moviliza en carros cómodos y en ocasiones lujosos, la estructura de trabajo – familia – amistades – tiempo – agenda, se percibe perfecta, sin embargo la realidad es completamente distinta.

La verdad es que aparentar está obsoleto, porque provoca engañar la vista de los demás para mostrar algo que no existe, que carece del mayor sentido, pero que el tiempo se encarga de rediseñar para que entonces, por medio de respuestas, acciones y conductas, la verdad se contemple a simple vista, porque desde siempre, lo que no se ve es más real y poderoso de lo que si se puede ver y el mayor problema de la humanidad hoy día, es que aparenta más de lo que es.

¿Por qué pasa esto?

1. Nos perdemos en tareas, compromisos, relaciones interpersonales, trabajo, asumimos todas las peticiones que nos hacen, en ocasiones para llamar la atención o satisfacer el deseo de personas que requieren de nuestra colaboración y nos sentimos comprometidos moral y emocionalmente a responderles, esto sin haber evaluado previamente la posibilidad de tiempo y esfuerzo, aún no pudiendo lo asumimos y nos lleva a maquillar el cansancio, el desgano y/o la insatisfacción de realizar alguna de estas tareas, por fuera todos te miran como la super poderosa, pero por dentro estas desecha.

2. Evitamos el descanso, dormir largas horas, ver tv solas y sin distracción, meditar largos minutos sobre nuestro día y trabajar nuestra mente y emociones con total claridad, de manera que podamos conocer realmente como nos sentimos y trabajar en pro de nuestro bienestar integral, por el contrario, nos sumimos en cuantos compromisos sean posibles, creamos encuentros con amigos, invitamos a otros a casa, nos ofuscamos en el trabajo y todo porque no queremos dejar nuestra mente libre, tranquila, sin manifestar mucha prisa, porque mientras más silencio manifestamos, mas de nuestra realidad sale a flote, entonces no es que siempre necesitamos estar ocupados,

es que tenemos temor de encontrarnos con nosotros mismos, en esa lucha constante con la inseguridad que sentimos y la falta de confianza al tomar decisiones importantes o por sentimientos de culpa por errores anteriores, se convierten en sombra de nuestra estabilidad integral.

 3. Hemos entrado a relaciones de amistades y pareja, en búsqueda de aprobación, de sentirnos útiles y necesarias, de ser la moneda más usada y apreciada, sentirnos vivas y recibir todo eso que en casa extrañamos, que nunca tuvimos o que siempre deseamos al verlo en los demás pero que pasa nosotros nunca fue posible, estas necesidades nos hacen convertirnos en utilitys de toda persona a quien le hemos entregado libre acceso a nuestras vidas y cuando no estamos sirviéndoles, resolviendo sus situaciones o con ellos, nos sentimos solas, vacías, desamparadas, fuera de foco y rumbo, sin un por venir claro

¡Este es el peor de los errores! parece esposas abnegadas, madres únicas, novias dispuestas y disponibles, amigas todo terreno, empleadas inigualables, pero en el fondo, lo que no se ve, nos estamos perdiendo por dentro.

Perdimos nuestra esencia y voluntad, nuestros deseos y seguridad, la confianza en quienes somos y lo que podemos hacer, hemos creado dependencia emocional de quienes nos rodean y nos hemos hecho dependientes de su aprobación, aplauso y admiración, ¿Es eso lo que realmente necesitamos?

Lo que no se ve son nuestras carencias y necesidades, que daríamos todo por sentirnos seguras, que necesitamos un espaldarazo que apruebe lo que somos y hacemos, la fuerza para valorar nuestros tiempo y decisiones, honrar lo que deseamos hasta que lo cumplamos, atesorar nuestros errores y aprender de ellos, lo que necesitamos es darnos una miradita por dentro y reconocer donde fue que dejamos de ser nosotras para hacer lo que los demás necesitaban y tener la atención que requeríamos.

Nos hemos olvidado sobre la importancia de SER, si no es fuerte tu ser, personalidad, esencia y fortaleza, los HACER y TENER no tendrán sentido, no tienen una base sólida para manifestar crecimiento y expansión.

 

¿Qué es lo que no se ve de ti? 

Te invito a que te des una mirada por dentro, date el chance de que lo que estás viviendo hoy sea proporcional a quien eres y deseas ser, identifica de donde nacen tus frustraciones, dependencia de los demás, que te genera inseguridad y los tips que te ayudarán a identificar y tomar acción.

Solo te he mencionado 3 cosas de las que no se ven en nuestro accionar, se que estarás meditando sobre otros más que estás evidenciando, por eso quiero decirte desde lo más profundo de mi alma NO VALE LA PENA HACER PARA QUE VEAN, SE INTENCIONAL PARA TENERTE SIEMPRE, los demás van y vienen, si no estás para ti vivirás perdida y sin rumbo, sin ninguna razón genuina para vivir.

Si quieres encontrarte contigo, necesitas disposición para alcanzar aquello que reconoces, debes dar la milla extra por ti, no te permitas perder tu esencia por no encontrarte contigo antes que con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Gracias por Suscribirte

¡Ya casi terminas! Por favor, dirígete a tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción.